¡Esta es la mística “Pincha”!

LA PLATA, ARGENTINA - MAY 24: Players of Estudiantes La Plata celebrate classifying to the round of 16 after winning a match against Nacional as part of Copa CONMEBOL Libertadores on May 24, 2018 in La Plata, Argentina. (Photo by Marcelo Endelli/Getty Images)

Anoche Estudiantes venció a Nacional en un partido épico en el marco de la última fecha de la Copa Libertadores. El conjunto uruguayo dejó que el “Pincha” se recupere y al final terminó demostrando que la mística a veces aparece.

El fanático sabía que el “Pincha” tenía que vencer nada más ni nada menos que al histórico Nacional de Montevideo por una diferencia de dos goles o más. Ganar por 2 a 0 no es un resultado imposible, pero se torna más difícil de conseguirlo cuando se habla de la Copa Libertadores donde se entrega todo por un resultado positivo y se transforma mucho más complejo al enfrentar a uno de los dos equipos más laureados de Uruguay.

 

El encuentro se prestaba para muchas conclusiones previas, pero la gente del “León” que acompañó a su equipo parecía encasillarse nada más que en los pensamientos positivos. Desde el comienzo intentaron transmitirles a los jugadores el apoyo necesario. Lo que nunca se imaginaron es que el verdugo de sus ilusiones iba a estar presente de manera tan tempranera. No se llegaron a jugar cinco minutos del encuentro que, de pelota parada, Matías Zunino marcó la ventaja para el elenco “Charrúa”.

 

Ya la idea de ganar 2 a 0 se había desvanecido porque el “Pincha” debía hacer tres goles y que Nacional no marque más. La desventaja precoz que sufrió Estudiantes la sintió mucho, por eso el equipo “Bolso”, que olía a sangre, intentaba terminar de liquidar a su rival. Estudiantes que agonizaba no podía defenderse de un Nacional que buscaba por todos lados dar la puntada final para dejar sin vida al “Pincha”.

 

La ineficacia del conjunto montevideano hizo que los dirigidos por Leandro Benítez, a pesar de estar muy golpeados, se levanten y presenten resistencia ante un rival que crecía cada vez más. Mostrar carácter en un momento donde las cosas parecen no tener retorno hizo que Nacional se repliegue y Estudiantes comience a manejar el juego, pero al seguir grogui, no pudo lastimar en ningún momento a la visita.

 

El entretiempo sirvió para hacer un paneo sobre las personas destacadas que habían concurrido al estadio. Desde un palco, Gastón Fernández, jugador y campeón con el “Pincha”, observaba las incidencias del juego. A pocos metros de “La Gata”, se encontraba el mundialista Marcos Rojo, ex jugador del equipo platense y campeón de la Copa Libertadores con Estudiantes. Más lejos de éstos, nervioso y golpeado por el resultado, estaba el presidente y campeón de la Libertadores, Juan Sebastián Verón. También, en banderas, se hacías presentes Zubeldía, Bilardo y Sabella, próceres del club.

 

Como si fuera un boxeador que está por caer noqueado y piensa en su familia para seguir, Estudiantes vio en estas personalidades que hicieron grande al club una motivación y por eso en el segundo tiempo fue otro. Gracias al ingreso de Juan Otero, el albirrojo empezó a arrinconar a su contrincante. Pasados los 15´, el colombiano que le cambió la cara al equipo, marcó el empate por la vía del penal. Pocos minutos después tras un centro de Facundo Sánchez, Lucas Melano logró revertir el resultado y poner a un gol de la clasificación a su equipo.

 

 

El partido empezó a perder ritmo porque Nacional intentaba bajar un poco las pulsaciones ya que cada vez estaba más replegado. A pesar de que los uruguayos querían enfriar el partido, Estudiantes luchaba para que esta película termine en la heroica. Poco faltaba para que se cumpla el tiempo cuando Mariano Pavone entró al área y fue interceptado por Arismendi. El árbitro no dudó en marcar el segundo penal a favor del local en una jugada muy dudosa.

 

Como si le hubieran inyectado una dosis de “adn pincha” y un poco de mística antes de ingresar en el segundo tiempo, Juan Otero se hizo cargo de nuevo de la ejecución del penal y no defraudó porque logró marcar el tercero para delirio del pueblo “Pincharrata”. Pasar de ronda en el torneo más importante del continente es lindo, pero no se compara cuando estás al borde del colapso, te levantás, aguantás, golpeás y llegás a la victoria en el mismo momento que te estás por caer al precipicio. Anoche Estudiantes demostró que la mística y la historia en algún momento pesa. Seguramente que el hincha se fue pensando que también ganaron por aquellos que no están pero a la vez están como Zubeldía, Bilardo y Sabella, aunque este último se reunió con el “Chino” Benítez en la semana, ¿le habrá dado algún consejo, Pachorra?.

Por Hernán Skrypka – @HernanSkrypka7

Foto: livefutbol.com

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *